22. El taller del museo de Onda

Agujereamos por las líneas del dibujo para que, una vez en el taller del museo, se extienda un poco de hollín de las mismas chimeneas de las cerámicas. Este polvillo negro marca las líneas que guían la pintura del azulejo y después desaparecerá cuando se introduzca en el horno.

   

El Museu del Azulejo pone todos los medios a nuestra disposición para que la visita sea provechosa para los alumnos. Es de destacar el trabajo de Marc Ribera, coordinador del departamento didáctico del museo y también el de la ceramista Joana Segura, quien organiza las tareas a realizar y orienta a los alumnos en el taller de pintura de los azulejos. Se puede visitar la web del museu del Taulell d'Onda.

Cuando los alumnos llegan al museo organizan dos grupos, mientras un grupo trabaja en el taller con Joana, el otro realiza la visita al museo con Marc. Después de una hora cambian los grupos.

Joana da las indicaciones al alumnado para pasar del papel vegetal agujerado al azulejo, la técnica de pintar y cómo realizar pequeñas correcciones cuando las pinceladas se salen de las marcas.

   

Las baldosas pintadas quedan en el museo para el horno y al cabo de unos días llegan al instituto. Estos son los tres mosaicos más votados que hemos realizado este curso

 

Anterior                 Índice             Siguiente